• llobregatbib

Wu Lei desató la locura en el RCDE Stadium

Actualizado: 23 jun

El Espanyol sumó los 3 puntos en un partido más que somnífero para los espectadores, pero ganar -y más en los minutos finales- suaviza todos los males


Vuelta al estadio tras 3 semanas sin partido en casa y con una afición contrariada hacia la zona noble del club. El horario invitaba a acudir al estadio, así como el día, ya que un sol radiante aguardaba en Cornellà a todos los pericos que iban llegando al municipio del Baix Llobregat.


Quién no llegó al 100% fueron los futbolistas del Espanyol, que arrancaron el duelo algo dubitativos, esperando a ver qué sucedía. El Celta, empatado a puntos antes del “match” con el cuadro perico, tampoco tenía demasiada intención de lanzarse al ataque desde el inicio. Fruto de lo explicado, el primer tiempo tuvo bien poco en cuánto a ocasiones claras se refiere; la magia de Darder estuvo a punto de convertirse en un gol maradoniano, pero la defensa visitante logró solucionar la situación. Se alcanzaría el descanso con cierto descontento en las gradas de un poco poblado RCDE Stadium, el cuál acogió 18417 espectadores.


Lejos de cambiar todo en el inicio de la segunda mitad, el encuentro siguió el mismo guión. Para más inri de la parroquia perica, los gallegos iban acercándose cada vez más a la meta de un decisivo Diego López que, junto a sus defensas, consiguieron dejar la portería a 0 pese a los intentos de los visitantes. No estuvo bien el Espanyol, que no intimidó a Dituro a lo largo de los segundos45 minutos.


Sin embargo, la magia del fútbol apareció en el RCDE Stadium. Primero la tuvo Javi Puado, que tras un disparo cruzado de Wu Lei, remató en boca de gol; parecía más fácil anotar que errar, pero el esférico salió fuera. Pese a ello, el equipo lo probó y encontró la fortuna del gol en el 89’. Recuperó muy bien Darder tras un error de Dituro y el de Artà -que está en un estado de forma extraordinario- encontró a Wu Lei. El ariete asiático se sacó un remate potente que acabó en el fondo de las mallas “celtiñas” y que desató la locura entre los presentes en Corne-Prat. Un tanto lleno de rabia, que fue celebrado con ganas por la plantilla, especialmente por el propio Wu y Sergi Darder, autores de la jugada.


Gracias a esta victoria en los minutos finales, el Espanyol sella virtualmente la permanencia en LaLiga Santander. Los de Vicente Moreno ya alcanzan los 39 puntos y ocupan la onceava posición de la tabla clasificatoria. A partir del miércoles, el equipo se ejercitará para preparar el próximo compromiso liguero, que será el domingo 17/4 a las 16:15h en el Wanda Metropolitano frente al Atlético de Madrid.



Foto: Carlos Mira - RCD Espanyol




Raúl Monje


77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo